Ser digitales es una cuestión de supervivencia

Dentro de todas las reflexiones que nos dejará el año 2020 y la pandemia del COVID-19 al mundo de los negocios, hay uno que me gustaría resaltar: “No estábamos preparados para operar en digital”. 

De acuerdo con cifras oficiales, más del 80% de la población española cuenta con acceso a Internet y el 69% de los ciudadanos entre 16 y 74 años son usuarios intensivos de la red. Con estas cifras, considerando que estamos en el siglo XXI, y que venimos hablando de digitalización por muchos, muchos años, uno se esperaría que casi cualquier empresa sea capaz de operar en digital, exceptuando -por supuesto- los procesos productivos que necesariamente requieren de mano de obra física.

Según el INE, a 2019 el teletrabajo en España no llegaba al 5% de los trabajadores .

El teletrabajo en España y la UE antes del COVID-19. 02-2020

Según el INE, en 2019 el teletrabajo en España no llegaba al 5% de los trabajadores. En el caso de los autónomos, a los que siempre les toca buscarse un poco más la vida, la cifra del teletrabajo se ensancha por tres, rozando un escueto 15%. Lejos vamos de nuestros vecinos. Por ejemplo, en Holanda, las cifras del teletrabajo por cuenta ajena alcanzan el 14% y en Finlandia, más del 46% de los autónomos desempeñan su jornada productiva desde la comodidad de sus hogares. (fuente: El teletrabajo en España y la UE antes del COVID-19. 02-2020).

Aún las cifras de los vecinos europeos se antojan pequeñas en un mundo en el que el 60% de la población global son usuarios activos de Internet. Recuerdo a menudo escuchar que vivíamos “hiperconectados”. Hoy sin embargo, me pregunto cuál es el alcance real de esa hiperconexión para los negocios en general. 

Tenemos todos los mecanismos pero no llegamos

Nunca hemos tenido más tecnología a disposición, ni tampoco más facilidad para obtenerla. 

Por menos de 100€ al mes puedes tener toda la documentación corporativa online, disponible para todo el equipo y desde cualquier lugar del planeta. Sin necesidad de instalarse nada ni de llamar al técnico para que nos ayude. Sólo se necesita una tarjeta de crédito y en 5 minutos ya puedes estar compartiendo con clientes documentación o pidiéndoles que te la envíen. Pongo el ejemplo del software de gestión documental porque es lo que me pilla más de cerca, pero los ejemplos son infinitos: marketing, ventas, contabilidad, calidad, facturación ¡todo está ahí, disponible a un clic!

¿Por qué no lo aprovechamos? Quizás porque nunca imaginamos que iba a venir una pandemia o situación de este calado. Tal vez ni en el plan de contingencia más elaborado y concienzudo nos esperábamos el COVID-19. No podíamos imaginar que de repente, las cosas más normales como salir a la calle, coger el coche y otras más, dejarían de ser posibles momentáneamente. 

No todas las reacciones han sido iguales, por supuesto, ni todo el mundo llega tarde. Hemos visto clientes muy satisfechos consigo mismos porque sin quizás haberlo previsto, hacían frente a la situación con una empresa preparada para trabajar en digital. No tuvieron que parar y no tuvieron tampoco que elegir entre la seguridad de las personas y la continuidad del negocio. Así mismo, hemos sido testigos de clientes que aún en esta delicada situación, decidieron actuar y activar planes de contingencia in extremis que les permitían enviar a sus equipos a trabajar desde casa.  Y cuando digo esto, hablo de grandes corporaciones y de líderes de IT que han reaccionado de forma rápida y han implementado en unos días la operación en remoto de cientos de trabajadores.  

Es un orgullo trabajar para todos ellos. 

¿Y ahora qué?

Personalmente, creo que ahora todos somos un poco más conscientes de las vulnerabilidades del sistema en el que vivimos, de nuestras compañías y también de nosotros mismos. Ahora sabemos que situaciones como una pandemia por inverosímiles que parezcan son perfectamente posibles y nos afectan en magnitudes aún no dimensionadas. Creo que las empresas y las personas que tomamos las decisiones en ellas, cualquiera que sea nuestro negocio o sector, debemos prepararnos a contrarreloj para efectivamente poder decir que somos digitales y que podemos operar en condiciones extraordinarias. Ser digitales es más que nunca una cuestión de supervivencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

About Veronica Meza

Soy licenciada en Administración de Empresas. Además, tengo 1 año de Artes Visuales, 2 años de Comunicación Social y un grado superior (FP) en Desarrollo de Aplicaciones Informáticas. ¿Qué puedo decir? ¡Soy una ecléctica! Siempre me gustó el Marketing, pero la verdad, he terminado dedicandome a ello más por los embates de la suerte que por decisión propia; pero me encanta – la vida es sabia-. En la actualidad, a mis 36 años, llevo 10 años dedicada al Marketing Digital y de Producto, trabajando como CMO en una empresa tecnológica española (Athento).